Las retenciones a practicar en concepto de IRPF a los profesionales taurinos y la NO APLICACIÓN de la modificación de la ley a picadores y banderilleros

sep 5th, 2012 | By | Category: Noticias

Espero que el presente artículo sea de interés para todos y aclare las dudas que están surgiendo actualmente sobre la aplicación del Real decreto 20/2012.

  • Concepto de retenciones: En los recibos de pago que se entrega a los picadores y banderilleros por cada actuación se observa que se practica una “retención” en concepto de IRPF. El IRPF es el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas, impuesto de carácter personal y objetivo que grava la renta de las personas según sus características personales (se entiende la renta como los rendimientos del trabajo, ganancias o pérdidas patrimoniales e imputaciones de renta que se hubieran producido). Puesto que se trata de un impuesto de carácter personal, lo que hace el jefe de cuadrillas (el pagador) es retener la cantidad que aproximadamente corresponde según la regulación legal, es decir el porcentaje impositivo que se va a aplicar al trabajador –picador o banderillero- en su declaración de renta sobre sus salarios e ingresarla donde corresponda, con esto se intenta que los impuestos que debe pagar el trabajador por IRPF no se realicen en un único pago –cuando se presenta el impuesto- pues se trataría de algo muy perjudicial para cualquier economía doméstica y que con la realización de pagos a cuenta se vaya “difuminando” la penalización económica que supone el pago del tributo. Además el matador si no lo hiciera así estaría cometiendo una infracción tributaria pues viene obligado por ley y debe realizar ambas cuestiones, retener e ingresar.
  • Cálculo de la retención para los profesionales taurinos –picadores y banderilleros-: Anualmente la Agencia Tributaria publica lo que denomina “algoritmo de cálculo para el tipo de retención a cuenta del IRPF para los rendimientos del trabajo personal”. Es decir una serie de parámetros que en función de la persona determinarán el porcentaje a aplicar y por tanto retener de los salarios a percibir. Este criterio general como siempre choca con las peculiaridades del profesional taurino, pues este a diferencia del trabajador “normal” que trabaja en una fábrica o en servicios, que suelen tener un único jefe o pagador, suele actuar en la gran mayoría de los profesionales, prestando su servicio a múltiples empleadores o jefes de cuadrilla y como tampoco tiene una nómina mensual con carácter regular sino que los salarios oscilarán notablemente en función de la clasificación del matador con el que actúen, del tipo de festejo, categoría de plaza, etc…la complicación es máxima.

Eso supone un quebradero de cabeza tanto para la Agencia Tributaria como para los propios empleadores/ jefes de cuadrilla, pues   evidentemente  la retención no debería ser igual para un banderillero que actúa en corrida de toros en Las Ventas con un matador del grupo b –normalmente superior al 15%- que para el mismo banderillero cuando actúa con un novillero sin caballos en una becerrada en plaza de cuarta categoría –normalmente inferior al 15%-. Pero lógicamente, exigir a cada matador, novillero, rejoneador que calcule el tipo a retener a un banderillero que actúa a sus órdenes cuando no hay un carácter de habitualidad, cuando se trata de contrataciones ocasionales y esporádicas y además generalmente son varios los empleadores, supondría una exigencia absurda y lo que se ha buscado y aceptado por la Agencia Tributaria es aplicar un “tipo aproximado” que es el 15% y que puede contener a una mayoría de supuestos más o menos acertadamente. Este porcentaje se aplica generalmente para el sector taurino y cualquier error de cálculo se compensará o corregirá en la declaración de la renta del ejercicio correspondiente. A modo de ejemplo: Si un picador actúa 60 tardes en corridas de toros en plazas de primera con matadores del grupo b, no tiene hijos, ni hipoteca…el tipo del 15% se le va a quedar corto y al realizar el impuesto de IRPF va a tener que compensar lo que no le han retenido correctamente y la declaración le saldrá “a pagar”. Sin embargo, un picador que apenas ha toreado 10 festejos en plazas de cuarta, con novilleros del grupo c y tiene 3 hijos, hipoteca… pues lo normal es que al realizar su declaración de la Renta, el tipo del 15% se demuestre excesivo y le salga “a devolver”.

  • Tratamiento de rendimientos de trabajo a los salarios percibidos por los picadores y banderilleros y los NO EFECTOS del Real Decreto Ley 20/2012 que modifica la Ley 35/2006 de IRPF: Al margen de otras consideraciones y pese a ciertas características del trabajo realizado, como excelentemente expone el abogado de ASMEYP, Joaquín Llorente los salarios percibidos por los profesionales taurinos -picadores, banderilleros y mozos de espada- no puede ser considerado como rendimiento de actividades económicas sino como rendimientos del trabajo: debido a sus notas esenciales:

  • Se pertenece a un Régimen Especial dentro del General en la Seguridad Social y no está encuadrado en el R.E.T.A. (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) como lo están los profesionales en sentido estricto.
  • No existe la obligación de repercutir IVA por los servicios prestados.
  • En determinados supuestos –colocación como fijo en una cuadrilla- existe el derecho a una indemnización por despido circunstancia ésta que no tiene lugar con un profesional.
  • El empleador o jefe de cuadrilla viene obligado a prestar hospedaje, manutención, y desplazamientos.
  • La posibilidad de defender mediante medidas de conflicto laboral como las huelgas los derechos laborales.

Por lo tanto nos encontramos claramente con una calificación de los salarios obtenidos como de Rendimientos de Trabajo, es decir salarios obtenidos por un trabajador por cuenta ajena.

POR ESE MISMO MOTIVO LA MODIFICACIÓN QUE HA IMPUESTO EL REAL DECRETO LEY 20/2012, VIGENTE DESDE EL 1 DE SEPTIEMBRE PASADO NO ES DE APLICACIÓN A LOS PICADORES Y BANDERILLEROS DEBIDO A QUE EL AUMENTO PREVISTO DE LA RETENCIÓN AL 21% SE HA ESTIPULADO PARA LOS PROFESIONALES EN SENTIDO ESCTRICTO QUE TRIBUTAN COMO ACTIVIDADES ECONOMICAS (EJ: ABOGADOS, MÉDICOS PARTICULARES, ETC) Y NUNCA PARA LOS PICADORES Y BANDERILLEROS.

Para concluir, esta aplicación de la ley que es tan evidente, no resulta igual para los jefes de cuadrilla, pues si bien se trata inicialmente de profesionales taurinos igualmente que trabajan por cuenta ajena (para el empresario organizador del festejo) se da la circunstancia de que ellos contratan trabajadores a su cargo (la cuadrilla) y por ello las rentas que perciben no tributan como Rendimientos de Trabajo sino como Rendimientos de Actividades Económicas, por lo que es un cuestión por esclarecer de la aplicación de la ley, aunque tiene la apariencia de que las empresas puedan retener al matador el 21% y éste deba retener a su cuadrilla el 15%.

Finalizo dando las gracias a Joaquín Llorente, abogado de ASMEYP a quien cito, por su aclaratoria nota, al abogado de la Unión de Toreros, Iñigo Fraile por compartir sus conocimientos con nosotros para la realización de este artículo y de la misma manera a doña Mercedes Romera que ha tenido la misma deferencia. Y por supuesto a mi compañera abogada, doña Esther Tobeña.

Antonio J. Martínez

Servicios Jurídicos UNPBE.

Leave a Comment